OS ESPERAMOS A TOD@S EN NUESTRO XAT, JUSTO
DEBAJO DE LOS COMENTARIOS.

GRACIAS.

lunes, 27 de octubre de 2014










Historias reales.

Llegó la hora del terror, historias reales


que te harán ver la realidad de otro 


modo. Los autores de estas historias 


aseguran que son auténticas vivencias 


terroríficas que han tenido que superar.



Quizás pienses que no son verdaderas, 


o simplemente que son malas 


interpretaciones, pero la verdad es que 


ellos también pensaban como tú hasta 


que les tocó vivirlas en persona. La 


realidad siempre supera a la ficción.







Desde hace mucho mucho tiempo, 
todos los años, el día 31 de Octubre, se 
celebra la terrorífica noche de 
hallowen en el pequeño pueblo 
llamado Kingtown, aunque la mayoría 
de sus habitantes la conoce como la 
noche de brujas.



Kingtown es un pueblo de montaña 
situado en lo alto de la colina, y al caer 
el sol,aparece una espesa niebla entre 
sus calles, dificultando la visibilidad de 
los pocos vecinos que allí viven.



Hoy era Halloween, y la niebla estaba 
por todos lados, casi no se podía ver a 
la gente que se había disfrazado 
de zombis y brujas, que iban 

caminando hacia la plaza del pueblo, 


donde había un relato de historias de 


miedo.



Sin embargo, Julie que iba disfrazada 
de bruja, tuvo una extraña sensación 
que le hizo sentir escalofríos por todo 
el cuerpo. Según se iba acercando a la 
plaza del pueblo, eran más fuertes los 
escalofríos, aunque no conseguía ver 
nada, pues la niebla lo impedía…



De repente, cuando estaba entrando en 
la plaza, vio a mucha gente disfrazada, 
pero todos estaban disfrazados igual 
¡¡Son todos zombis!!” pensó Julie. 
Pasados unos minutos, se dio cuenta 
que todos andaban igual, y que iban 
caminando hacia el mismo lugar, el 
cementerio


Ahhhh!“, gritó Julie cuando vio que 
un zombi pasó a su lado, y vio que no 
era un vecino disfrazado de zombi, sino 
que era un auténtico zombi. Julie no 
podía creerlo, así que fue a ver a otro 
zombi que pasaba a su lado para ver si 
realmente era un zombi, y sí, era otro 
más…


Temblando de miedo, Julie salió 
corriendo de la plaza, aunque con el 
disfraz no podía correr muy rápido, por 
lo que un zombi que estaba detrás de 
una gran banco de niebla, la cogió por 
el brazo. “Socorro, suéltame, 
suéltame“, gritaba Julie con la 
esperanza de que alguno de sus vecinos 
pudiera oírle he ir en su ayuda


Mientras tanto, el zombi la iba llevando 


hacia el cementerio… pero de repente, 


Julie escuchó un ruido “Ring, Ring, 
Ringggg“.


Todo había sido un sueño, Julie había 
tenido una pesadilla con zombis porque 
justo antes de irse a dormir, había visto 
una película de miedo la noche de 
Halloween. Tan mal lo pasó, que una 
lección aprendió y es que los niños no 
deben ver películas de miedo por la 
noche.

                        


                      ¿Truco o trato?........




Os dejo esta historia de Hallowen, 


tiempo de cuentos de miedo, historias 


de zombies y vampiros.




                      




                        





Para mi dulce hada Vanessa


Nocturna: Bruja de la Noche poseedora de curar con la luz de las estrellas

bruja de la noche

bruja de la noche
Miedo al miedo.